Alberto Villalba, ejemplo de superación

Soy Pilar, Trabajadora Social de la ONCE en Aragón. Por ámbito de actuación me corresponde atender a los afiliados de la provincia de Teruel. Es por ello que hoy quiero hablaros de un afiliado de esta provincia, Alberto Villalba, al que muchos de vosotros ya conoceréis dada la repercusión que tuvo en los medios de comunicación su situación cuando, hace tres años, le sobrevino su multidiscapacidad a consecuencia de la deflagración de una bomba olvidada de la Guerra Civil. Este accidente finalmente le ha desencadenado una situación de ceguera total, amputación de sus dos manos y una ligera pérdida auditiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hablar de Alberto en este momento es porque se acaba de emitir en el programa España Directo de TV1, un reportaje sobre él, durante el cual contaron conmigo para poder exponer los apoyos recibidos desde los Servicios Sociales de la ONCE. Fue todo tan rápido, el tiempo en Televisión es muy escaso, que se nos quedaron muchas cosas por decir, así que aprovecho este espacio para poder hacerlo.

Si hay que tildar o enunciar la situación de Alberto de alguna forma, no cabe otro título que, SUPERACIÓN.

Era septiembre de 2013, cuando Alberto tuvo que forzar un giro brusco en su vida y empezar de nuevo a reconstruir lo que iba a ser otro modo y forma de vivir, desconociendo en ese momento cómo, con qué, y con quién, afrontar esos nuevos retos.

Su familia, novia, amigos, la solidaridad de los turolenses en especial y de los aragoneses en general para la recaudación del importe de las manos biónicas, el grupo de jóvenes afiliados y el Club Smartphone de Teruel, los profesionales del ámbito de la Salud, los profesionales de Servicios Sociales de ONCE y tantos otros… hemos ido acompañando a Alberto en este nuevo camino en el que todos somos nuevos. Ha sido imprescindible investigar y aprender de otras discapacidades, no sólo la visual, para ir dando pequeñas respuestas a las necesidades que se ha ido planteando Alberto. Me gustaría destacar el papel tan relevante de su técnico de rehabilitación, Manolo, casi artista e ingeniero de las adaptaciones para la mayor autonomía de Alberto, también a su instructora de tiflotecnología, Isabel, para el aprendizaje y mejor manejo de su smartphone, y a su animadora sociocultural, Carmen, a través de la que ha descubierto el filón del deporte: tándem, atletismo,…

No voy a entrar en detalle de cómo han sido estos tres años. Desde luego para mí, como Trabajadora Social de la ONCE, sí decir que ha sido una experiencia profesional, y también personal, muy dura e impactante. También puedo decir que ha sido enormemente gratificante. El proceso de acompañamiento a Alberto y su familia, en todos sus avatares médicos, de gestión de trámites, ortopédicos, en los Servicios de ONCE…, hacer una vista atrás y ver el camino recorrido, su autonomía con el móvil, con el bastón a la espera de perro guía, su motivación y capacidad deportiva… lo cierto es que es, ¡EMOCIONANTE!

Por todo ello quiero aprovechar la ocasión para expresar mi gran admiración a Alberto y a su familia, por su coraje, perseverancia y afán de superación, lo que sería un claro ejemplo de resiliencia, entendida ésta como la capacidad de afrontar y superar la adversidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animación Socio Cultural, Apoyo Psico-Social, Autonomía personal, Deportes, Experiencias personales, ONCE, Tiflotecnología y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s