Salida de raquetas al Portalet con voluntarios de la Caixa y Afiliados de otras Delegaciones

Llega el sábado 12 de marzo, fecha prevista para caminar por la nieve con raquetas. Mal pintaba está salida un mes atrás cuando las cumbres se mostraban desnudas del manto blanco que en invierno suelen lucir.

Dos temporales en marzo han cubierto las cotas altas de nieve y este día el Sol parece que va a acompañarnos durante la caminata, con lo que la suerte parece estar con la excursión.
Organizado, como en años anteriores, por los voluntarios de la Caixa el viaje se inicia frente al Museo Pablo Serrano.

Muchas caras nuevas y otras vistas de otros años nos reunimos frente al Pablo Serrano para iniciar la marcha. Este año se han unido al grupo gentes de lejanas tierras. De Granada, Josua, que por motivos laborales mora en Zaragoza, se anima a conocer el Pirineo. De Teruel acude un nutrido grupo por primera vez y se dejan notar, sobre todo Alberto, blanco de los periodistas y rojo al finalizar. Bea, su novia, y Alicia y Pedro, sus amigos, le acompañan. Ramiro, andarín de pro se calza las raquetas por vez primera y Mercedes, medio maña, medio turolense se apunta para probar. De Huesca solo sube Jorge, al que recogemos en Sabiñanigo y “abandonamos” en Senegüe. De María de Huerva, Óscar intenta quitarse el mono de marcha y se prueba este calzado tan extraño por primera vez. Del Frasno, Santiago repite con su bota de vino que corre solícita de mano en mano y Blanca le acompaña como novata. Los de Magallón, con José Carlos como una moto, José Luis y Teresa, tampoco faltan a la cita de todos los años. Y de la capital, nuevos representantes y viejos conocidos. Leticia y Sergio, Román y Yolanda, Mercedes viaja soltera, Ricardo, bregado en estas lides, Mousa que vuelve a repetir, Raúl, Yoana y Alex, cuya colaboración es de agradecer…

Repasada la clientela, tras un tranquilo viaje, parada en Biescas a recoger el instrumental. Este año además de nuestros bastones y raquetas, el vientre del autobús alberga las de las chicas y chicos de la Rioja y Navarra, que se unirán a nosotros en el Portalet. Y desde Biescas subimos con los Bucaneros solidarios, voluntarios madrileños en buena forma, que vienen con afiliados a practicar.

Como siempre, lio para ajustar las medidas de las raquetas, dudas para empezar a caminar, y finalmente carretera y manta. El viento anima a abrigarse y cuando encontramos el hueco por el que introducirnos en la nieve, la fila que habíamos formado para entrar se va alargando y en un momento los grupúsculos se multiplican.

Los participantes caminan en fila por la nieve

Los raquetistas comienzan a caminar en fila por la nieve.

Tras un rato, hay quien decide que es hora de disfrutar y dejar de caminar. Unas casetas al borde del improvisado sendero son la mejor excusa para parar.

La fila se estira y aparecen las primeras cabañas

En la imagen una fila más estirada y las cabañas donde quedan los primeros participantes.

La mayoría seguimos hasta que un río divide las opiniones. Unos opinan que hay que buscar un puente y en esa tarea empeñan su caminar.

Un grupo que ha atravesado el río sigue caminando

Un grupo camina sobre la nieve después de cruzar el río.

Otros pasamos el río más por imitación que por convicción, pero sorprendentemente apenas nos calamos o ni eso. La marcha se va empinando, el camino pinga hacia arriba y los grupos se vuelven casi unidades o parejas por obligación.

Grupos menores se desgajan de la fila

La fila se descompone en grupos pequeños.

Segunda meta y la mayoría optamos por el avituallamiento. Esta es meta volante para algunos y meta final para el resto.

Los participantes reponen fuerzas y otros continúan subiendo

Grupo reunido para reponer fuerzas y los más atrevidos que empiezan a subir hacia la cima.

 

 

Los que deciden subir el Portalet, para arriba y los que deciden volver, hacia abajo.

Santiago, Blanca y Óscar emprendiendo el regreso

Santiago, Blanca y Óscar emprendiendo el regreso.

Al final, reunión a la hora acordada junto a los autobuses. Despedidas interregionales e interpersonales y cada “mochuelo a su olivo”. Es hora de regresar intentando evitar las filas de los esquiadores que retornan. De los comentarios se deduce satisfacción por lo hecho y alegría por lo compartido.

Un perro guía disfrutando de la nieve

Un perro guía disfrutando de la nieve y raquetistas al fondo de la imagen.

Como comentaba antes, Alberto, que ha culminado la aventura arriba del todo, entrevistado por la prensa nacional ansiosa por relatar su peripecia. La prensa de Aragón  se hace eco de la salida, la de Navarra también  y hasta Canarias llegan ecos de la ascensión, por mencionar unas cuantas nada más.

Y otro año, gracias a la colaboración de estos maravillosos voluntarios de la Caixa y de las personas de la ONCE, hemos podido gozar de un gran día de alta montaña disfrutando sensaciones que en las ciudades es imposible encontrar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animación Socio Cultural, Deportes, Experiencias personales, ONCE y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Salida de raquetas al Portalet con voluntarios de la Caixa y Afiliados de otras Delegaciones

  1. Ria dijo:

    vaya suerte de día, precioso, me alegro lo hayáis pasado tan bien y que nos hagáis partícipes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s