Fátima por los Galachos de Juslibol

Los Galachos De Juslibol

Este sábado 21 de noviembre fuimos a los Galachos De Juslibol. Nos presentamos y luego vino la monitora que abrió la puerta. Una vez allí, hicimos muchas cosas:

Primero, fuimos al centro de interpretaciones donde nos enseñaron una maqueta del río Ebro, Nos enseñaron el curso por el que va ahora y por el que iba antes y que su camino se había modificado porque las personas fueron construyendo muros y diques para protegerse. Nos contaron que una vez, los galachos de Juslibol se hundieron a causa de las fuertes lluvias que comenzaron en la primavera. Nos dijeron que estos galachos se convertirían en bosques llenos de árboles, plantas y arbustos.

También tocamos nidos de aves. Uno era el de un pájaro carpintero y otros más de otros pájaros. Algunos dejaban sus nidos colgando sujetadas por dos ramas para protegerse de los depredadores. Después, nos enseñaron huellas de aves tanto acuáticas como aéreas como la garza y el pato. Nos enseñaron una piel de serpiente.

Luego fuimos a comer y acontinuación fuimos a pasear por el extenso campo lleno de plantas y arbustos. Mientras paseábamos, nos ponían los ruidos de las aves para que las fuéramos escuchando mientras caminábamos. Nos enseñaron varias plantas como el escaramujo, espinos de albar, cañas, chopos… Era como estar en un bosque de soto.

Nos adentramos en el antiguo cauce del Ebro

Aunque hacía mucho frío todos conseguimos disfrutar de la naturaleza y de los animales que había allí. Pasamos por una gravilla que tenía la forma redondeada porque el río las había arrastrado hasta allí. Llegamos a una especie de barrizal. Había mucho barro y se quedaban marcadas las huellas de los animales que pasaron por allí. Nosotros vimos y tocamos una huella de jabalí que se quedó marcada en el suelo y un cráneo de jabalí y también nos las enseñaron hechas con arcilla y escayola. Seguimos paseando y más adelante nos encontramos con una huella de zorro que me gustó mucho. Más adelante, había una especie de bosque donde pusieron unas cuerdas que nosotros seguimos para ir tocando los diferentes árboles que había en él. Había nidos de animales hechos con ramas al lado de los árboles para protegerse del frío.

Al terminar, nos dieron los planos del río y las huellas de las aves que habíamos estado viendo y nos pidieron que dijéramos con una sola palabra lo que nos había parecido esta experiencia. Y la mayoría dijo que querría volver a repetirlo. Con esta experiencia, hemos conseguido conectar más con la naturaleza, aprender los nombres de las plantas y disfrutar de ella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autonomía personal, Educación, Experiencias personales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fátima por los Galachos de Juslibol

  1. RIA dijo:

    ¿qué envidia otra vez!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s