La Televisión entra en el Instituto

El miércoles día 4 de junio de 2014 se ratificó el convenio que la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón y la ONCE tienen en materia de Educación. Es un hecho importante porque se recogen las singularidades de la discapacidad visual en el ámbito educativo y se establecen los compromisos entre ambas instituciones para garantizar una buena calidad de enseñanza que satisfaga las necesidades de cada alumno, de las familias y de los Centros docentes.

Para ilustrar la noticia en el boletín de informativos de Aragón Televisión se pensó en Jairo.

Jairo estudia 1º de Enseñanza Secundaria en el IES. Valdespartera.

Serían las diez y cuarto de la mañana y el calor entraba a través de las láminas que dan sombra a la clase. Los chavales esperaban que sonara el timbre y el nivel de bullicio empezaba a distorsionar. Fin de curso, día con solecito, recreo a la vista… y que dicen que viene la TV.

Suena la campana y salimos en tropel al patio. Hoy hay varios grupos de 2º de excursión en el Moncayo y todo parece un poco desangelado. Bocadillo, charleta, risas y tonterías varias, que para eso es el recreo. Ignacio, el profesor de Lengua y Literatura, y Luis, el profesor de la ONCE, reciben el aviso de que Aragón Televisión están aparcando en la entrada del Instituto y corren antes de que suban los chavales a recibir a Chema y Carlos, Redactor y Cámara, para concretar qué vamos a hacer. La clase está como siempre, sillas algo desordenadas, mochilas colgadas de los respaldos, algún papel en el suelo y la pizarra recién borrada.

—¿La damos por buena Ignacio?

—Así está todos los días, ¿no?

—Pues así se queda, que se vea lo que es.

El grupo entra en clase e Ignacio les da las instrucciones.

—Hoy es una clase como todos los días pero tenemos la visita de la Tele. Vamos a leer, a revisar los ejercicios que mandamos ayer, os haré preguntas como siempre, y como siempre —recalca el profesor—, os vais a portar bien, ¿verdad? Esto es una oportunidad, así que vamos a aprovecharla.

El grupo se queda expectante, algunos se arreglan la ropa y se sientan erguidos, las sillas se recolocan, Jairo prepara su ordenador y la conexión a la línea Braille. Luis está fuera con Chema, Carlos y Fernando, el director.

—Dais clase con normalidad, nosotros seremos invisibles —tranquiliza el redactor—. Después te hacemos una entrevista a ti y a ti compañero Ignacio, explicáis vuestra experiencia con Jairo en clase y para terminar le entrevistamos a él.

Los dos periodistas entran en clase y se presentan. Se les ven muchas tablas dirigiendo el cotarro.

—A ver chicos, primero agradeceros que nos permitáis estar con vosotros.

Los chavales están como si vieran a un actor famoso delante de ellos, atentos, callados…

—¿A qué hora salimos por la tele?

—En las noticias de Aragón Televisión a las dos de la tarde, a mitad del boletín (minuto 13:25). Después se repone en el boletín de la noche, a las ocho y media, y por supuesto en Internet, en la sección de Aragón TV a la carta.

Simulamos una entrada a clase, nos sacan al pasillo y volvemos a subir las escaleras. Walli, Bryan y Diego acompañan a Jairo entre la nube de adolescentes. Entramos y hacemos lo mismo que todos los días, nos sentamos, recolocamos sillas, abrimos libros… ponemos auriculares, comprobamos que el ordenador está preparado…

Ignacio pone orden y se lanza a explicar la tarea del día, lectura, dictado, repaso de conceptos, revisión de tareas. Ignacio se mueve entre las filas de pupitres y su presencia es seguida por los chavales mientras Jairo procura alternar las explicaciones del profesor, siempre atento a preguntarle, con las locuciones del revisor de pantalla Jaws, el software que le verbaliza las palabras que va escribiendo en su ordenador. Sus dedos recorren la línea Braille comprobando la exactitud de la locución y alterna esta lectura con el libro de Lengua Castellana, una transcripción fiel al texto de sus compañeros de aula, que abulta un montón, un tomo por cada lección.

La clase es dinámica y el ritmo que imprime el profesor es ágil y rápido. Luis está sentado al lado de Jairo comprobando que los recursos que ha ido aprendiendo durante estos años, desde que era un bebé y su posterior paso por la escuela de Primaria le permiten seguir con autonomía, al igual que sus compañeros, los aprendizajes que le posibilitarán crecer y desarrollarse como uno más. Aprender a tomar apuntes, manejar las nuevas tecnologías, disponer con orden para ser eficaz el montón de libros Braille que ha de manejar en cada asignatura, gestionar el material complementario, aprender a reclamar la atención del profesor para no perder el hilo de la clase, explicar a los compañeros cómo ayudar a Jairo sin proteccionismo y teniendo en cuenta lo que es no ver, cómo guiarle, decirle que estamos o que nos vamos, no dejar cosas por los suelos, respetar el silencio…

La vida en el Instituto es apasionante, incierta, exigente, difícil e inolvidable. Aquí aprenderá Jairo a valerse por sí mismo y eso es lo que en apenas un minuto de grabación queremos mostrar en un canal de noticias.

El tiempo discurre y llega el momento de las entrevistas. Ignacio y Luis responden a las preguntas del periodista con la clase como escenario. Quieren contar mucho en poco tiempo. Salimos al patio y es el turno de Jairo. Su experiencia es lo más importante. Y todos nos llevamos esta vivencia, reflexionar sobre una situación cotidiana con normalidad que no es otra que la de poder estar en clase, con ceguera o sin ella, como uno más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, Experiencias personales, ONCE y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s