El inicio del año otoñal.

(Por Victoria Liso, monitora del taller de canto)

El verano está tocando a su fin y con él, esos espacios de tiempo en los que rompemos con las rutinas y actividades de todo el año. Ya en los parques, hojas de árbol color marrón, producen esos inconfundibles susurros bajo nuestras pisadas, sonidos que anuncian la llegada de la próxima estación: el otoño.

El año empieza dos veces. Una es el uno de enero con ese bullicio que estalla tras las uvas. Unos años cargados de alegría y otros con ese vacío tan lleno que deja la ausencia de un ser querido. Es entonces cuando nos marcamos nuevos propósitos, todo lo queremos cambiar. La segunda vez empieza en septiembre, cuando los días empiezan a perder algo de luz y muchas de nuestras obligaciones se reinician otra vez. Atrás quedaron esos días de descanso oyendo el mar, paseando en la montaña o visitando algún lugar lejano. Todo comienza de nuevo: el trabajo, el curso y otras actividades que a veces nos buscamos para sentirnos parte de algo.

Una de esas actividades es la que llevamos a cabo el curso pasado en la Once: “Nuestro particular taller musical”. Un conjunto de voces unidas cantando a la vida, al amor, a los sueños, a la supervivencia…

Ana Yuste, Laura Labat, Antonio Martín, Elena Jarauta, Belén Gracia, Gonzalo Sariego, Ana Arbués, Carmen Marqueta, Sonia Fernández y yo misma, Victoria Liso (Mavi para vosotros) construimos un espacio musical con el objetivo principal de pasarlo bien aprendiendo a través de las canciones. Junto a nosotros, siempre pendiente de todo, Isabel Gómez.

A partir de ese fin, todo fluyó solo. Personas muy distintas y de las más variopintas edades, compartimos no sólo música, sino también nuestras vivencias personales, nuestras risas, nuestra relajación, un pequeño mundo para olvidarnos de todo por un espacio de poco más de hora y media.

Quiero agradecerle a Antonio, las bonitas palabras que me dedicó en su escrito de Julio. Pero lo que más deseo agradeceros a todos vosotros, son los momentos que en vuestro salón de actos fuimos compartiendo. Vuestra ilusión me hacía salir de allí cada día con una particular alegría y más ganas de preparar canciones que compartir con vosotros. Vuestras ganas y amor a la vida me han hecho aprender muchas cosas. Me he sentido crecer con vosotros, siendo mi mayor deseo que podamos continuar con nuestra labor en este segundo inicio del año. Sólo me queda deciros una cosa más:

GRACIAS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animación Socio Cultural. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s