El amor es ciego. Crónica de una boda “low cost”.

Como prometimos hace algunas semanas, vamos a relataros el enlace de dos de nuestros afiliados y amigos, Don Pablo de Torralba y Mora de Aragón y Doña María del Carmen Beltrán y García del Real.

A pesar del secretismo y discreción con que se había rodeado el enlace, nuestro equipo de investigación, compuesto por Antonio Mariñas y Olga Patiño, infiltrados entre los invitados, consiguió en exclusiva para este, nuestro blog, las tan esperadas imágenes de este evento.

La ciudad elegida fue Burgos, donde los novios, padrinos e invitados, viajaron camuflados en una excursión del servicio de actividades socioculturales de la Once, para evitar que los medios de comunicación se hicieran eco de esta celebración.

En el magnífico marco de la Catedral de Burgos, y una vez acabada la visita guiada, de repente y ante la sorpresa de muchos de los visitantes, propios y ajenos, empiezan a surgir de las mochilas, velos, ramos, americanas, corbatas y hasta una sotana, creando una cierta expectación que llamó la atención hasta a la autoridad local, o sea, a la policía, que en ningún momento intervino creyendo que se trataba de un grupo de teatro.

La novia, muy elegante ella, vestía un modelo bautizado como “sabana anudada”, de la diseñadora Rosa Claro, complementado con un sencillo velo corto, sin bordados, modelo “burka”. El calzado, unos “manolitos” abiertos, haciendo  juego con la escalinata.

El novio, más transgresor, acorde con su personalidad, lucía un traje diseñado por la prestigiosa firma “Víctor and Lucio”, de Nueva York, cuya vistosidad pueden ser apreciadas en las imágenes.

Consistía en un pantalón modelo “Manhattan”, una americana con rayas de colores modelo “Clow”, complementado con una corbata fosforito de origen oriental, modelo “chinorris”, una gorra visera, de “Dulce Galbana”, y calzado bicolor. Elegantísimo.

La madrina, Pilar, vestía un sencillo vestido corto de cóctel, complementado con una pasmina rosa palo, y un original tocado cabaretero.

El padrino, Antonio, sencillo a la vez que elegante, más informal, le hizo un guiño al novio luciendo la misma corbata, “chinorris”.

La ceremonia fue oficiada por el padre Javier, que después de las recomendaciones oportunas sobre el uso del flash de las cámaras, pasó a unir a los contrayentes, visiblemente nervioso y emocionado, asistido en esta ocasión por el monaguillo Juan Carlos, que se encargó de repartir abundante agua bendita, con un original y valiosísimo hisopo.

Las arras fueron portadas por Miguel el travieso, que en el momento de recogerlas se cayeron al suelo, provocando las risas de los asistentes.

Nos llamó poderosamente la atención los anillos de boda, consistentes en dos piedras preciosas de plástico finamente tallado, traídos del lejano oriente. Rubí para ella, y  esmeralda para él, ambos espectaculares y de gran tamaño.

Acto seguido, una vez declarados marido y mujer, los compañeros de los contrayentes improvisaron un pasillo con los bastones blancos por donde desfilaron los novios y padrinos, a la vez que se esparcían sobre la comitiva delicados pétalos de rosas.

Y allí mismo, frente a la catedral, los novios, deseosos de mostrar su amor, improvisaron un vals coreado por los asistentes y curiosos que se acercaron.

La cena fue ofrecida en el afamado restaurante “Bulevar”, y atendida por los serviciales camareros, alguno de ellos venidos expresamente desde Afganistán.

Durante los postres, el afamadísimo cantante solista, José María, más conocido como “El Huesos”, nos deleitó con algunas canciones de The Beatles.

El menú, consistía en:

  • Crème de courgette al queso de bola.
  • Poussin rôti avec pommes de terre.
  • Profiteroles.
  • Tarta nupcial bon area, rematada con la típica parejita de novios, que en esta ocasión eran dos baturricos.

Todo ello regado con vino de las piedras de Cariñena y agua de Soria, y para los que lo solicitaron, gaseosa.

Dado el bajo presupuesto de este evento, hubo que hacer una colecta, para poder hacer un brindis con cava por la nueva pareja.

 “Antonio y Olga” 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animación Socio Cultural, Experiencias personales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El amor es ciego. Crónica de una boda “low cost”.

  1. Amatista dijo:

    Pero qué vídeo!!! Qué crónica!!
    No sería de extrañar que esta boda marque estilo.
    Por cierto ¿los padrinos están casados? Porque son guapíííííssssssimos!!!!

  2. Ria dijo:

    pero ¿qué potito!

  3. miriam marcos dijo:

    No me lo puedo de creer, que bonito de ver, que bonito de tocar, que bonito de subir, que bonito de bajar. Yo quiero un cura como ese. aunque sea sin hisopo. Sois los mejores….

  4. miriam marcos dijo:

    El novio es la bomba……. de donde lo habeeis sacado????????

  5. ELOY Y MARI dijo:

    lo k mas me gusto el vestuario en general,no tengo palabras para describir el calzado del elegante novio, k marca son , YO KIERO UNOOOOOOOS, TATY, ELI , MARI, ELOY ETC ETC ETC DESDE TENERIFE CON CALOS , VIVA LOS NOVIOS !!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s